Google+ Followers

domingo, 1 de diciembre de 2013

Cuándo comenzar con la alimentación complementaria

La mayoría de las recomendaciones que se ven por ahí señalan que se debe introducir la alimentación complementaria (o sea, cualquier cosa que no sea leche materna o maternizada) no antes de los tres meses y no más tarde de los seis meses. En el libro del pediatra Carlos González “Mi niño no me come. Consejos para prevenir y resolver el problema” 2004, se especifican las recomendaciones de los principales organismos internacionales. Tanto la Academia Amercana de Pediatría (desde 1997), como la OMS y el UNICEF recomiendan dar exclusivamente leche materna hasta los seis meses y ofrecer otros alimentos a partir de los seis meses, aunque “si el desarrollo sigue siendo adecuado, tal vez no sea necesario darle otros alimentos hasta los siete o incluso ocho meses”. Y aunque se le den otros alimentos la alimentación básica debe seguir siendo leche materna. A mi, de todo lo que he leído lo que me parece más lógico son las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría, citadas en el mismo libro que indiqué más arriba. La Academia Americana de Pediatría señala que la introducción de otros alimentos no se debe hacer tanto en función de la edad como del grado de desarrollo del bebé, teniendo en cuenta que el bebé está preparado cuando: - Es capaz de sentarse sin ayuda (sería muy difícil dar de comer a una niña o niño que se cae para los lados). - Pierde el reflefo de extrusión, que hace que los niños expulsen la cuchara con la lengua. - Muestra interés por la comida de los adultos. - Sabe mostrar hambre y saciedad con sus gestos (abriendo la boca y echándose para delante o cerrándola y apartando la cabeza). Cada bebé con Síndrome de Down es un mundo y, por tanto, serán las personas que conocen al bebé las que deben ir viendo en qué momento está maduro para comenzar a introducir poco a poco otros alimentos que no sean leche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario