Google+ Followers

domingo, 1 de diciembre de 2013

Los asientos tipo Bumbo, una gran ayuda para peques con Down

Según Cliff Cunningham “El Sídrome de Down, una introducción para padres” Los niños y niñas con Síndrome de Down se sientan en torno a los 9 meses de media, dentro de una amplia horquilla que va desde los 6 a los 16 meses. En cambio las niñas y niños sin Síndrome de Down lo hacen de media a los 7 meses pero varían mucho menos de unos a otros, ya que lo consiguen entre los 5 y los nueve meses de edad. Esto quiere decir, que si nuestro pequeñajo o pequeñaja con Down tarda mucho en conseguir sentarse, quizás debamos ofrecerle una “ayudita” para realizar determinadas actividades mientras consigue aprenderlo. Me refiero a actividades tales como comer sus primeras papillas o jugar con trocitos blandos de comida; realizar actividades de estimulación (quizás sus manitas avanzaron más que su cuerpo y estar sentado le vendrá bien para manipular objetos y llevarlos a la boca con una perspectiva distinta a la de tumbado o sujeto por un adulto), etc. Los asientos tipo Bumbo sirvenpara esto. El bebé queda en posición de sentado y totalmente estable aunque todavía no tenga la capacidad de sentarse solito. Este es el asiento en el que podemos ver a Martín en esta foto en la que todavía no tenía nueve meses y experimentaba jugando con la papilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario