Google+ Followers

sábado, 7 de diciembre de 2013

Juegos cooperativos

Cuando organizamos juegos en grupo, tendemos a recurrir a los juegos a los que nos enseñaron a jugar a nosotros, es decir, casi siemre juegos competitivos: carreras de sacos, el pañuelo, juegos de pillar, etc. En este tipo de juegos se juega contra las otras personas y suelen ganar siempre las mismas. Cuando quienes juegan son de corta edad suele haber algún enfado o llanto. Los juegos cooperativos, en cambio, son juegos en los que todas las personas participantes colaboran para lograr un fin común.Cuando son niños y niñas pequeños, jugar por jugar les encanta (juegos como el corro) y cuando son algo mayorcitos o incluso adultos, los juegos cooperativos pueden enriquecerse con retos que hay que conseguir entre todos. No es que se juegue por equipos, sino que todos los y las participantes forman un único equipo que debe superar con la cooperación mutua un reto común. Desde mi punto de vista este tipo de juegos deberían substituir a los juegos competitivos en todas las situaciones de tiempo libre o educativas realizadas con menores. Pero sobre todo es fundamental en el caso de grupos heterogéneos, bien sea por edad o por que haya algún niño o niña con cualquier tipo de discapacidad. El ejemplo que aquí pongo son unos juegos que diseñé para una actividad que se realizaba con peques menores de seis años. Una cuenta cuentos contó en primer lugar un cuento titulado "A qué sabe la luna" y luego se desarrollaban los siguientes juegos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario